Militares y corporativismo

Rafael Uzcátegui | Diario 2001

En el pasado seminario “Unión cívico-militar o militarización del país”, realizado el lunes 10 de noviembre en la Sala E de la UCV, y donde tuvimos la oportunidad de participar, nos quedó dando vueltas la frase dicha por Rocío San Miguel, directora de la ONG “Control Ciudadano”, citamos apelando a nuestra memoria: “Quienes señalan la posibilidad de un golpe de Estado olvidan el corporativismo propio de las Fuerzas Armadas. ¿Para qué dar un golpe de Estado si ya los militares como institución están gobernando?”.

protesta militares

El corporativismo, como concepto, remite a un sistema de organización o pensamiento, económico y político, que considera a la comunidad como un “cuerpo” sobre la base de la solidaridad social orgánica, la distinción funcional y los roles entre los individuos. Cuando escuchamos decir que los militares responden “con espíritu de cuerpo” es que a pesar de sus diferencias internas han desarrollado un sentido tal de pertenencia que un ataque contra uno de sus miembros es percibido como una amenaza al conjunto, por lo que el colectivo completo estaría convocado a responder en aras de su autopreservación. Sigue leyendo

Cifras ocultas

Luis Carlos Díaz

Queremos dar un debate informado, pero el Banco Central de Venezuela no publica cifras de inflación desde agosto, ni el índice de escasez desde marzo.

Las cifras de homicidios también están ocultas y aún no se sabe quiénes son los dueños de algunos medios de comunicación. Los acuerdos comerciales con varios países están blindados, los salarios de muchos altos funcionarios y sus declaraciones juradas de bienes tampoco son públicas. Sigue leyendo

25 años de la masacre de los jesuitas de la UCA: decían la verdad y la gente lo sabía

Álvaro Real

Se cumplen veinticinco años de aquella fatídica madrugada de 1989, en la que soldados del ejército salvadoreño irrumpieron en la residencia de los jesuitas de la UCA, y mataron cruelmente a todos los que encontraron allí: Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín‐Baró, Amando López, Juan Ramón Moreno y Joaquín López y López.

Junto a ellos dos mujeres, madre e hija, que trabajaban en aquella casa, y que se refugiaron esa noche en ella, ante el toque de queda y la violencia de la guerra civil: Elba Ramos y Celina.

Quien conoce bien su historia y su testimonio es Pedro Armada Díez de Rivera. Fue  la persona nombrada por el provincial de Centroamérica para recabar datos sobre los asesinatos. Él estaba viviendo en Nicaragua y a los pocos días del suceso se trasladó a El Salvador. Allí trabajó junto con Martha Dogget, la persona nombrada por el Lawyers Committe for Human Rights (al que habían encargado el caso los jesuitas norteamericanos) para la investigación. Ambos publicaron un extenso informe pormenorizado sobre el caso.

Siga leyendo Aleteia.

¡¡BASTA YA!!

El primer reporte de los hechos en Iguala, Guerrero -en donde desaparecieron 43 normalistas- se dio 2 horas después de que inicio el operativo, según consta en el expediente judicial. La imagen es de contexto y corresponde a una protesta de ciudadanos en pro de las víctimas. (Marco Ugarte/AP)

Fotografía: Marco Ugarte/AP

Los obispos mexicanos decidieron pronunciarse por la desparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa (Guerrero) ocurrida entre el 26 y 27 de septiembre de 2014. Los hechos se han ido esclareciendo a medida que avanzan las investigaciones realizadas por la Fiscalía, no obstante, son muchas las preguntas que siguen sin ser aclaradas. Mientras tanto, la indignación continúa apoderándose de los familiares de las víctimas y de la sociedad mexicana en general, que espera perpleja la respuesta por parte de un Estado infiltrado por el crimen organizado. Sigue a continuación el mensaje de los obispos. Sigue leyendo

CIDH condena sentencia del Tribunal Constitucional de República Dominicana: La vergüenza y El peor de los muros

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena la sentencia TC/0256/14 del Tribunal Constitucional de República Dominicana emitida el 4 de noviembre de 2014, mediante la cual se declaró inconstitucional el instrumento de aceptación de competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), depositado en la Organización de los Estados Americanos (OEA) el 25 de marzo de 1999. La referida sentencia no encuentra sustento alguno en el derecho internacional, por lo cual no puede tener efectos. Lea también La vergüenza de Eduardo Jorge Prats y El peor de los muros de Matías Bosch.

Sigue leyendo

Colombia desde el exilio: La historia de Saúl.

Por Alexandra Utrera.  (periodista colombiana, exiliada)

Foto: unmundoenpaz.blogspot.com

Foto: unmundoenpaz.blogspot.com

Fui al aeropuerto a recoger a un amigo;  a quien no veía desde hace un poco más de un año, cuando decidió regresar a Colombia, según me dijo: “a vivir sus últimos años allá”. Recuerdo que el día del esperado retorno estaba tan impaciente que decidió pasar la noche en el aeropuerto, en caso de que las inclemencias del invierno no le permitieran llegar a tiempo.  Hoy, dieciséis meses después, casi no lo reconocí, no por el color bronceado de su piel, o los músculos fortalecidos en sus sexagenarios brazos; sino porque mi amigo Saúl, el que canta vallenatos preparando café, el mismo que durante veintiún años trabajó limpiando una iglesia Anglicana para ahorrar  dinero y regresar a su país, traía a su regreso una mirada aún más triste que con la que llegó a este país por primera vez, veinticinco años atrás. Sigue leyendo